domingo, 27 de febrero de 2011

Sin dudarlo: La mujer, la copa y el hombre de Sion.